Proyecta es una empresa joven, y aun más joven es nuestra certificación como empresa B. Durante el año 2016, cuando estábamos implementando las mejoras que nos permitirían alcanzar el estándar de empresa B, la intención era unirse a una comunidad, pero más que nada, encontrar nuestra propia manera de hacer las cosas bien. Hoy recibimos un reconocimiento público por parte de esta comunidad, un reconocimiento internacional llamado Best for the World. 

¿Qué es Best for the World?

Cada año, B Lab destaca a las empresas que obtuvieron el mejor puntaje en la Evaluación de Impacto B y que están en el top 10% de entre toda la comunidad global de #EmpresasB .

En siete diferentes categorías Best For the World es un reconocimiento a las organizaciones que se destacaron en sus buenas prácticas y mejoras realizadas al momento de certificarse o recertificarse en algún área de la empresa: Medioambiente, Clientes, Trabajadores, Comunidad, Gobernanza, Puntaje General, Changemakers (Agente de Cambio).

Para nosotros es un tremendo reconocimiento y fruto del trabajo que hacemos, no sólo puertas adentro, sino que también por nuestros clientes. Estamos convencidos de que se pueden generar cambios en la economía desde la empresa, por lo que estamos muy contentos con ser reconocidos por nuestro granito de arena, y sentir que somos parte de un movimiento global que comparte y promueve a las empresas que hacemos las cosas bien.

¡Felices y orgullosos!

En nuestro caso, fuimos reconocidos como ‘Mejores para el largo plazo’, relacionado con Gobernanza y Transparencia. Algunas de las prácticas que desarrollamos para posicionarnos dentro de este más alto 10% fue que formamos un Directorio con 100% de miembros independientes y 67% mujeres, que representan en gran medida a nuestros públicos de interés más importantes, como son la Academia, el mundo empresarial y el movimiento de empresas B. Este directorio no sólo supervisa a la empresa en aspectos financieros u operativos, sino que también vela por el cumplimiento de nuestros objetivos sociales, impulsándonos siempre a perseguir y proteger nuestro propósito: Democratizar la sostenibilidad. Para esto hemos también resguardado nuestra misión incorporándola a los estatutos de la empresa y buscando convertirnos en un referente en sostenibilidad. El 2016 generamos un reporte público de nuestros resultados sociales y ambientales, cuando recién habíamos obtenido la certificación. El desafío de este año es reportar información más detallada y profunda y hacerla pública, reafirmando nuestro compromiso con el triple resultado.

Propósito construido con Stakeholders

Nuestro modelo de negocios implica trabajar con estudiantes de pre y post grado, que actúan como proveedores y que en su paso por Proyecta obtienen valiosas competencias y conocimientos que los prepara para convertirse en agentes de cambio hacia una economía más responsable y consciente. Nuestros esfuerzos están puestos en lograr empoderarlos desde el día uno, apostando a la formación de profesionales capaces de hacerse cargo de los desafíos de sus futuros puestos de trabajo y emprendimientos. Empapamos a estos futuros profesionales del espíritu de ser B, buscando incorporar la sostenibilidad dentro de su ADN como profesional. Con ellos conversamos durante más de un año para co-construir juntos el propósito de Proyecta, fijando indicadores que reflejaran si estamos o no cumpliendo nuestros objetivos, y cómo podemos también democratizar la sostenibilidad para nuestros clientes a través de nuestros diferentes servicios. Además, hemos incorporado en estas conversaciones a distintos agentes desde la Academia y el mundo universitario, aportando a definir nuestros valores y políticas, para que potencien este propósito.

Compromiso de mejora continua: Cómo ser cada día más Sostenible

Recogemos mejores prácticas a partir de la Evaluación de Impacto B, obteniendo una ruta a seguir, pero siempre somos conscientes de que la forma de ser sostenibles es muy diversa y flexible. Hemos aprendido durante este tiempo que lo importante es fijar los indicadores correctos y medirlos con la misma rigurosidad que los resultados financieros. Como nuestros clientes también buscan generar impactos positivos en su entorno, nos hemos desafiado día a día para continuar aprendiendo e innovando en la generación de nuevas formas de hacer la transición desde modelos tradicionales a modelos sostenibles. Teniendo esto en mente, hemos aprendido que se pueden generar dinámicas transversales en las empresas, para que todas las personas estén involucradas en encontrar y definir su propio propósito, cómo este se alinea con sus propios valores y cómo puede aportar cada uno, desde su rol en la empresa, a perseguir y alcanzar este propósito con más fuerza.

Muchas de las iniciativas o prácticas que recomendamos o que implementamos con nuestros clientes son replicables o adaptables para Proyecta. Es muy importante tener claro que no todas las buenas prácticas aplican, o son prioridad,  para todos los contextos, por lo que en base a la definición del propósito, la razón de ser de la organización, se deben alinear y priorizar dichas prácticas, para que acompañen la creación de valor y no sean sólo medidas paleativas tipo RSE.

Desafíos futuros

En particular, lo que esperamos mejorar este año tiene que ver con incorporar sistemáticamente una evaluación de desempeño para colaboradores y proveedores, que incluya, no solamente los resultados financieros, sino que también incorpore indicadores asociados a nuestro propósito. En el caso de los colaboradores buscamos incluso asociar incentivos a dichos resultados.

Mirando hacia adelante, nos encantaría entrar al listado de #ChangeMakers y ese es nuestro desafío, precisamente porque estamos convencidos de que podemos generar un cambio positivo para nuestro entorno, clientes y proveedores, a través de la persecución de este propósito. Estamos rediseñando nuestros modelos de generación de impacto, esperamos poder medirlo con metodologías rigurosas y seguir recibiendo feedback sobre nuestro desempeño en estas materias por parte de todos nuestros stakeholders ¡Vamos con más fuerza que nunca!

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *